April 17 , 2020

El Arca en tu casa | Pastor Milton Mendez

93588165_10157306072559952_2022323104084

Estamos en una prueba, en un proceso de ser probados para ver si estamos aplicando en estos días lo que hemos aprendido. El tema es El Arca en tu Casa. Hay una palabra en la Biblia que aparece solamente dos veces y es EPYSINAGOGE la primera es en: 

2 Tesalonicenses 2:1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, 

La esperanza que todo creyente tiene es nuestra reunión con El, una cita con la persona de Jesus. 

La segunda vez que aparece EPYSINAGOGE es en Hebreos 10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. 

Cómo podemos aplicarlo ahora que estamos en casa, como hacer Iglesia en casa? 

La Biblia dice en Mateo 18:20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Hacer Iglesia en casa es cuando nos convenimos, y estamos conscientes que vamos a estar delante de El Señor. Juntos en un mismo lugar, todas las familias juntas, enfocarnos en escuchar lo que Dios tiene para nosotros.  Dios ha prometido estar con nosotros, es por fe que sabemos que estamos delante de la presencia del Señor.  Podemos ver algunos Versículos que se aplican hoy en día. Pablo escribía cartas y enviaba un saludo a las Iglesias lo vemos en 1 Corintios 16:19 Las iglesias de Asia os saluda. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.

Haremos mención de dos familias con dos resultados diferentes con dos actitudes diferentes cuando el Arca estuvo en su casa, la primera es La Familia de Abiatar eran tiempos en que se empezaba a restaurar la presencia de Dios en Israel, un proceso lento con mucha ausencia de la verdad de Dios, se habían distanciado tanto de Dios que no tenían buena doctrina, eran tiempos obscuros para Israel no sabían que hacer con el arca y como tratarla. Dios permitió que el arca estuviera con los Filisteos, pero no podría estar allí así que la devolvieron. Cuando Israel vio venir el arca se regocijaron porque era el símbolo mas sagrado para Israel era un testimonio de la presencia de Dios en Israel, le llamaban Arca del Pacto, Arca del Testimonio. Era un mueble muy significativo para Israel. Hoy en día es la presencia de Jesucristo por el espíritu en nuestro corazón. De alguna manera el arca está en nuestra casa. Es importante que aprendamos de la familia de Abiatar y su actitud incorrecta Abiatar tenia tres hijos Eleazar, Uza y Ahio. 

1 Samuel 7  Vinieron los de Quiriat-jearim y llevaron el arca de Jehová, y la pusieron en casa de Abinadab, situada en el collado; y santificaron a Eleazar su hijo para que guardase el arca de Jehová.

2 Desde el día que llegó el arca a Quiriat-jearim pasaron muchos días, veinte años; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehová.

Llevaron el arca a la casa de Abinadab temporalmente y el delegó a Eleazar para tener cuidado del arca la cual estuvo 20 años en la casa de Abiatar. A Saul nunca le interesó el arca no tenia su corazón en la presencia de Dios.

Hay personas que pueden tener la actitud de Abiatar y no valorizan el arca de la presencia de Dios.

Sin embargo Dios levanta al Rey David, que era una persona apasionada por la presencia de Dios, tanto así que se llevó el arca a su casa.

2 Samuel 6:3 Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.

1 Crónicas 13:7 Y llevaron el arca de Dios de la casa de Abinadab en un carro nuevo; y Uza y Ahío guiaban el carro.

David quería restaurar el culto a Israel y mandó a traer el arca que estaba sostenida sobre un carro y no sabían cómo trasladar el arca de la casa de Abinadab a Jerusalén, Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo.

Aquí Vemos La importancia de la función sacerdotal Dios quiere restaurar la relación sacerdotal con El y si no valorizas esto, tus hijos observarán lo mismo este es un tiempo de enseñanza, de formación, de darle valor a la presencia de Dios

Si no hacemos iglesia damos a entender que es una forma religiosa y Dios quiere que cambiemos la forma de pensar. Debemos estar conscientes de su presencia donde quiera que estemos. Somos el templo del Dios viviente. Dios quiere que aprendamos en esta situación a entender el valor de hacer iglesia. Todo empieza en casa. Hacemos iglesia cuando nos convenimos, cuando leemos la palabra de Dios, cuando oramos. Es la oportunidad para que nuestros hijos aprendan a valorar y a respetar los tiempos con Dios y esa enseñanza empieza en casa. Que Abiatar esté solo como una enseñanza de advertencia no permitas la  actitud de Abiatar, no seas un Abiatar que no sabes cómo hacer un culto a Dios.

Otra familia que esperamos que sea la nuestra, es la familia de Obed Edom todo lo contrario a la familia de Abiatar.  David notó que algo no estaba bien tenía el temor de Dios y puso el arca en cuarentena en la familia de Obed Edom. David le pregunta a Dios cómo trasladar el arca y llevó el arca a la casa de Obed Edom, fue un tiempo de bendición, por tres meses permaneció allí el arca del Señor. Obed Edom estaba consciente de lo que significaba estar delante del arca, valorizó la importancia de hacer culto en casa. El resultado fue esta …y bendijo el Señor a Obed Edom y a toda su casa. David se dio cuenta que Dios bendijo a la casa de Obed Edom por causa de honrar la presencia de Dios en casa. Dios restauró su familia todo lo que perdió. El Señor bendijo a Obed Edom y a todo lo que tenía. 

Hagamos EPISYNAGOGE. Hagamos iglesia en casa

Elige estar delante de la presencia de Dios. Que es lo que puede suceder cuando logras esa comunión con Dios veamos este versículo:

Elias dijo … vive el Señor Dios de Israel delante de quien estoy. … 

Cuando hacemos iglesia en esos momentos de comunión es importante lo que tu digas, hay poder en tus palabras, hay poder en lo que ores en esos momentos, es la bendición de ministrar en tu casa.  Si no entendemos lo que Dios quiere enseñarnos, habremos perdido el propósito por lo cual Dios permitió esta cuarentena.

Has tu función sacerdotal en casa enseñar a tus hijos a aprender reverencia a Dios, a aprender la importancia de estar conscientes delante de quien estamos. Dios ha prometido estar en esa reunión.